fbpx

Los Siete Errores más Comunes al Hacer Publicidad Digital

Publicidad Digital

¿De qué vamos a hablar en este artículo?

En el 2020, se gastaron casi 356 mil millones de dólares en publicidad digital. El rápido crecimiento del marketing digital no se detiene. Statista indica que esta cifra llegará a 460 mil millones para el 2024.

No es ninguna sorpresa que tantas empresas se enfoquen en el marketing en línea, particularmente en la publicidad digital. Pero si bien este es un medio fundamental para ganar visibilidad en una marca y solidificar la estrategia de alcance, demasiadas empresas emergentes y organizaciones establecidas desde hace mucho tiempo cometen errores de marketing digital que son evitables.

1. No comprender al público objetivo

Muchas empresas caen en la trampa de lanzar una red demasiado amplia cuando se trata de hacer crecer su marca y hacerla atractiva para los consumidores. Quieren llegar a todos. Pero en realidad, su público objetivo no es el resto del mundo, es un segmento de nicho pequeño. De hecho, cuánto más refine y defina a sus clientes potenciales, más probabilidades tendrá de tener éxito.

Es fundamental reducir a su público lo más estrechamente posible, de modo que pueda comprender mejor y apelar a sus necesidades y deseos específicos. Esto es especialmente mejor para las pequeñas empresas y las emergentes, que deben ganar un nombre y una reputación antes de intentar expandirse.

Los dueños de empresas deben realizar una investigación de mercado exhaustiva sobre sus posibles clientes para atraerlos. Es un proceso minucioso que implica la generación de buyer personas (representación semi ficticia del cliente ideal); en otras palabras, comprender quiénes son estas personas, cómo se comportan, sus intereses, sus personalidades, sus datos demográficos y sus actividades.

Saber eso dirigirá todos sus esfuerzos de marketing, digitales y de otro tipo, y la publicidad es una gran parte de eso.
Nuevamente, mantenga su público reducido para enfocarse en solo unas pocas personas, y así maximizar el compromiso con estos consumidores principales y atacar específicamente sus necesidades y deseos.

No solo intenta atraer nuevos clientes. También desea cultivar un sentido de lealtad con sus clientes existentes, por lo que es fundamental comprender quiénes son y desarrollar planes para seguir conectados.

2. Enfocarse en los productos en vez del público

Aunque no lo crea, el máximo objetivo de una empresa, y la existencia misma, no es crear productos o servicios increíbles, sino servir a los clientes. Eso implica abordar y resolver sus problemas. Después de todo, si su producto no satisface sus necesidades, eso que les faltaba, ¿por qué deberían comprarlo?

En lugar de promocionar las increíbles características del producto, debe atraer las curiosidades, los intereses y los problemas de sus consumidores (y de los consumidores objetivo). ¿Qué hará su producto por ellos? ¿Cómo cambiará sus vidas para mejor? ¿Cómo los transformará?

El objetivo principal del marketing es, ante todo, cambiar vidas. Puede parecer una gran ambición para un solo producto o servicio, pero piense en las pequeñas formas en que pueda hacer la vida de las personas un poco más fácil. Esto va desde una herramienta de limpieza que ahorre tiempo a los consumidores o una cafetera que entienda las preferencias únicas de las personas.

La publicidad digital se trata de comunicar como su marca y producto cambiarán vidas. A partir de sus esfuerzos, los consumidores actuales y potenciales deben apreciar cómo se verán afectados positivamente al comprar lo que usted vende.

3. No tener una estrategia clara de marketing digital

Todos los esfuerzos de marketing deben comenzar con una estrategia definida. Su estrategia de marketing digital es una rama de su estrategia general de marketing, y claramente debe promover y servir los objetivos generales de su empresa.
Sin embargo, las líneas se mezclan en lo que es publicidad digital y publicidad impresa, con obvias discrepancias entre ambos tipos. Claro que los dos son importantes, pero los dueños y líderes empresariales deben entender cómo cada tipo responde a las necesidades del público objetivo de diferente manera.

Por ejemplo, una gran parte de una estrategia de publicidad digital es reconocer y subrayar la importancia de la optimización de motores de búsqueda (SEO). Esta área del marketing digital cambia constantemente, por lo que como parte de su estrategia, debería contratar a un experto con la tarea de mantenerse al día con las tendencias, herramientas y evolución del concepto. Su objetivo es elegir un público de modo que las búsquedas coloquen su marca y producto arriba de todo.

Este es un proceso intrincado y delicado que no solo implica el uso de las palabras clave correctas, sino que también implica producir contenido de alta calidad, al asegurar que sus publicidades y otro contenido estén optimizados en todos los dispositivos y plataformas, incluidos los dispositivos móviles y de escritorio.

Si bien el SEO es extremadamente importante, es solo una parte de su estrategia de marketing.

Como ya mencionamos, generar buyer personas para asegurarse de que se dirige adecuadamente al público clave y realizar una investigación de mercado exhaustiva son otras piezas del rompecabezas. También investigar a la competencia para comprender mejor lo que hacen para atraer a los clientes, que a menudo son su público también.

Al crear y solidificar su estrategia de marketing digital tenga claras sus intenciones. Debe tener un propósito específico con objetivos definidos, puntos de referencia e indicadores clave de rendimiento (KPI). Es importante ser realista y hacer que sus objetivos sean mensurables para poder evaluar el progreso. Esto dirigirá el resto de su estrategia, con elementos tales como las personas involucradas en sus campañas, los medios en los que las ejecutará, los resultados previstos y deseados, y así sucesivamente.

También es fundamental documentar su estrategia, planificar todos los componentes, desde los roles y responsabilidades hasta los cronogramas y las buyer personas. Además, debería documentar los resultados de seguir esta estrategia, que guiarán sus esfuerzos futuros. Recuerde que esto es solo una parte de su plan de marketing, que también debe concretarse por escrito.

4. Solo confiar en la publicidad paga

Es tentador depender exclusivamente de la publicidad paga, pero esto dará lugar a problemas tanto inmediatos como a largo plazo. Los líderes empresariales a menudo creen que este método producirá las tasas de conversión más altas, y eso a veces puede ser cierto, pero no siempre es así. Además, es una estrategia cara. Para las pequeñas empresas y las emergentes, puede ser difícil tener el dinero para financiar estos esfuerzos, y podría significar ignorar otras estrategias más o igualmente efectivas.

La publicidad paga suele ser parte de la campaña de marketing digital, pero es solo eso: una parte. La Asociación de Anunciantes Nacionales (ANA) declara que solo una cuarta parte de la publicidad digital paga llega al público objetivo de las empresas, y eso se traduce en una cantidad considerable de dinero desperdiciado.

Considere todos los canales de marketing que tiene a su disposición, en línea y de otro tipo. La creación de contenido y el marketing de contenido, a través de su blog y redes sociales, pueden ser muy beneficiosos para su marca y productos específicos. El email marketing también es un medio muy eficaz para comunicar su misión, destacar sus productos y servicios y llegar a sus consumidores.

Si bien estos componentes de su estrategia general no están exentos de costo (implican comprar cierto software, invertir en los profesionales adecuados para los roles particulares, etc.), a veces son más rentables que la publicidad de pago por clic (PPC).
Eso no quiere decir que deba eliminar por completo la publicidad paga de su estrategia de marketing. Solo debe recordar que es solo una parte y que la incorpore estratégicamente.

Por ejemplo, cuando se anuncie a través de Google Ads y los canales de redes sociales, asegúrese de haber investigado exhaustivamente a su público objetivo y de elegir los datos demográficos y las palabras clave correctas.
Determinar un presupuesto de antemano. Monitorear sus campañas y ajustarlas si es necesario, según los resultados que vea. Es una buena idea realizar pruebas A/B para ver cómo los diferentes métodos atraen a los clientes y cómo responde su público.

5. No usar las redes sociales de forma eficiente

En la actualidad, las redes sociales son una de las herramientas de marketing más efectivas que hay a disposición. Sin embargo, muchas empresas tienen una actitud arrogante hacia estas, sin comprender las diversas complejidades de aprovechar las plataformas.

Si bien publicar contenido atractivo es parte de la ecuación, hay muchos más elementos que constituyen un enfoque informado y eficaz para utilizar las redes sociales como herramienta de marketing.

Por ejemplo, es importante considerar los momentos adecuados para publicar contenido. Puede evaluar los análisis para ver en qué momentos involucra de manera más efectiva al público. Además, realice un seguimiento de sus interacciones con sus usuarios. ¿Qué tipos de publicaciones reciben la mayor participación, en términos de me gusta, compartir publicación, impresiones, etc.?

Sea constante, publique con regularidad para asegurarse de permanecer en el radar de los consumidores.
Por supuesto, al igual que con todas las estrategias de marketing que emplee, debe aspirar a tener un conocimiento profundo del público objetivo para poder involucrarlo de manera efectiva y establecer una misión y objetivos sólidos con respecto a este componente clave.

Es clave considerar cómo las diferentes plataformas de redes sociales le servirán mejor y llegarán a su público. Instagram, por ejemplo, es mejor para promocionar productos y servicios que tienen atractivo visual: artículos de venta minorista, diseño gráfico y otros. Por otro lado, para servicios profesionales considere LinkedIn. Sin embargo, recuerde que en su mayor parte, el marketing en redes sociales incluye una combinación de plataformas.

En cuanto al contenido, considere usar una variedad de enfoques. Utilice tanto imágenes (gráficos, imágenes y videos) como texto. Tenga una voz coherente, pero trabaje con personas fuera de su organización, como líderes de opinión o influencers, para hacer que su contenido sea diverso y atractivo. Responda a los seguidores que hacen preguntas, lo mencionan y compartan su contenido. Aproveche las perspectivas de otras organizaciones y profesionales al compartir contenido relevante en sus canales.

También existe el riesgo de depender demasiado de las redes sociales para transmitir los objetivos de su marca y atraer al público. Recuerde las muchas otras plataformas que hay a disposición, además de la publicidad paga.
Si su empresa está equipada, financieramente o de otra manera, es útil solicitar la experiencia y orientación de un profesional de las redes sociales, ya sea un profesional autónomo o un empleado que trabaja full-time en la empresa, para supervisar su estrategia en las redes sociales.

6. No realizar un seguimiento del rendimiento

¿Cómo saber si está llegando efectivamente a su mercado objetivo? La respuesta es hacer un seguimiento del rendimiento. Los diferentes esfuerzos y estrategias producirán diferentes métricas. Considere cada plataforma digital de forma aislada, cómo contribuye a la imagen general de la generación de clientes potenciales, las tasas de conversión y otra información crítica.

Por ejemplo, al implementar una campaña de marketing A/B, mida los resultados al ver los clics de cada versión. Puede utilizar Google Analytics para realizar un seguimiento del rendimiento en muchos casos. Para los esfuerzos en las redes sociales, examine las interacciones y las impresiones generales para evaluar la eficacia de las publicaciones y campañas individuales.

Así se comprueba qué tan bien han funcionado sus esfuerzos. Recuerde que cada campaña o proyecto individual no es una iniciativa única, sino que complementa su estrategia general y le informa cómo progresa como empresa.

El seguimiento de resultados y el análisis de datos señalan cómo ajustar los esfuerzos y estrategia de marketing para la próxima vez, y siempre habrá una próxima vez. ¿Cuál es su retorno de la inversión (ROI) para cada iniciativa específica? Si tuvo éxito, ¿cómo se puede mejorar aún más? Si no tuvo éxito, ¿Qué salió mal?

gestión de recursos

7. Esperar resultados de la noche a la mañana

La gente es impaciente. Quieren que sus esfuerzos se vean recompensados ​​de inmediato. Pero es importante reconocer que a menudo las campañas de marketing tardan un tiempo en generar un retorno de la inversión.

Incluso si ha optimizado con éxito un fragmento de contenido para SEO, tomará varios meses obtener un alto ranking en Google. El email marketing y la publicidad digital pueden generar clics inmediatos, pero en términos de conversaciones, a menudo se necesita más tiempo.

En otras palabras, debe ser paciente y comprender que llevará tiempo que las campañas de marketing digital ganen terreno. Eso no significa que esté haciendo algo mal, solo necesita tiempo para ver los resultados del trabajo.

Revise sus análisis. Si no ve una tendencia al alza después de haberle dado algún tiempo, es posible que tenga que revisar estrategias y considerar qué cambiar. Pero no se apresure, algunas campañas avanzan muy lento.

En última instancia, la publicidad digital es una herramienta muy eficaz, multifacética y complementará su enfoque general de marketing. Pero tenga cuidado de no cometer estos errores tan comunes, sea estratégico y consciente de sus esfuerzos y del impacto que tendrán en su empresa.

COMPARTE ESTA NOTA

Ponte al Día con Nuestro Newsletter