Metodología Agil para Agencias de Marketing y Publicidad

By
 En Agencias

El cliente que espera resultados no se preocupa por la metodología de trabajo de quien contrató para conseguirlos. Pero, ¿qué pasa en un mundo vertiginoso, de cambios de mercado bruscos y opiniones sociales volátiles? Pueden suceder infinidad de modificaciones contextuales en el espacio entre que un cliente explica su idea y ésta se lleva a cabo. Resulta necesario un cambio de rumbo desde las metodologías tradicionales. 

En los últimos 30 años han ganado terreno las metodologías ágiles en el mundo de planificación de softwares y startups, generando un cambio de cultura laboral en casi todas las áreas del mercado. ¿Cómo se ha visto afectada la estructura de trabajo de las agencias de publicidad y marketing? 

¿En qué consiste la Metodología Agil?

Las metodologías ágiles se destacan por la posibilidad de adaptar el trabajo a las condiciones reales del proyecto, y con flexibilidad e inmediatez responder amoldando el desarrollo al feedback constante del cliente y su entorno. El objetivo es poder brindar al cliente entregables de una calidad superior, de acuerdo al demandante mercado, y hacerlo de la manera más rápida, clara y precisa.

Por lo tanto el modelo interno de la agencia se ve configurado en tareas tangibles, corregibles y divididas entre los áreas correspondientes. Concretamente es la iteración de 3 tareas básicas: 

1) Obtener las necesidades del cliente. 

2) Traducirlas en etapas de trabajo y tareas específicas y realistas.

3) Comunicar al cliente la estimación del tiempo y los recursos para realizarlas. El ciclo se repite hasta finalizar el proyecto.

Existen pluralidad de agencias que se jactan de tener una metodología ágil, pero decir que uno es ágil y serlo realmente son dos cosas muy diferentes. Son cada vez más las agencias que logran cambiar hacia una cultura ágil de manera eficiente, aunque son todavía más las que no cuentan con la experiencia y el tiempo requerido para lograrlo. Las dificultades de aplicar esta metodología en publicidad y marketing son complejas pero no imposibles de superar. 

Consideraciones al aplicar Cultura Ágil 

  • Cada cliente es diferente: no es lo mismo implementar un scrum, por ejemplo, desarrollando un producto que hacerlo en una agencia. Ya que cada cliente tiene sus particularidades se necesita de una muy articulada matriz para lograr el influjo rítmico requerido para cumplir con los objetivos internos frente a pedidos dispares.
  • Modificación de puestos: la cultura ágil no puede desenvolverse en un medio con jerarquías tradicionales. Las tareas que dependen de un Project Manager, son de todo el equipo, y existen quienes ya no creen ese puesto necesario, argumentando que alcanzar los objetivos es una responsabilidad de todo el equipo por igual.
  • Burn-out laboral: hoy se trabaja por objetivos y no por horas, un punto atrayente en general pero comienza a verse el impacto del mal manejo de los RRHH. Un Scrum Master apurado lleva a empleados saturados de tareas y tiempos mal calculados, lo cual significa  entregables mediocres y un mal ambiente laboral.

George S. Patton ha dicho “Un buen plan, ejecutado violentamente hoy, es mejor que un plan perfecto ejecutado la semana que viene”, argumento utilizado para defender estos principios. Es una de las contracaras más debatidas del manifiesto ágil. ¿Se pierde una cuota de claridad y calidad al dividir proyectos en unidades de trabajo concretas y simples? 

Si se logra implementar un cambio transversal, con comunicación y políticas claras, con una cultura ágil es posible llegar a resultados superiores que los conseguidos con un proceso lineal. 

Beneficios de trabajar con Cultura Ágil

  • Modificaciones esperadas: Sin un proceso lineal estático los cambios naturales por parte del cliente (ya sea porque el proyecto deseado se tornó inviable, la competencia lanzó un producto similar, etc.) se integran de manera armónica al proceso. 
  • Feedback constante: Las entregas son más rápidas y de mejor calidad, los desvíos del objetivo final son menores, por lo tanto se aprovechan mejor los recursos de la agencia.
  • Empleados más felices: Un equipo ágil logra una conexión entre miembros de diferentes áreas y perfiles, suelen presentarse más contentos al estar al día con los proyectos globales de la agencia y un buen ambiente de trabajo. Rindiendo de mejor manera sin el peso de la incertidumbre de la aprobación a largo plazo del cliente.
  • Valor agregado: En este marco se logra un cliente en constante comunicación, que ve respuestas flexibles y eficientes ante sus demandas cambiantes, que obtiene entregables de buena calidad y ajustados a sus objetivos. Una labor ágil además regala un plus valioso a la experiencia del cliente, al involucrarlo en el proceso el feedback brinda claridad en sus propios procesos internos. 

Agencias que aplican la Metodología Agil

Prestemos atención a la agencia Aperto, radicada en Zurich. Con seis años de trayectoria con esta metodología, casi tres de camino, han cambiado todos los aspectos del trabajo. Desde la instalación física de un tablero Kanban para esclarecer los proyectos actuales, hasta culturales, con un viraje hacia el principio “pull”. Se pueden ver los frutos de estos cambios en la pluralidad de premios recibidos con sus exitosas campañas para Coca-Cola Alemania.

Los españoles de la agencia Waka que también se reconocen como ágiles, resaltan el excelente ambiente con el que cuentan dentro de sus equipos de trabajo y el alto grado de satisfacción de sus clientes. Han sabido administrar de mejor manera todos los recursos con que cuentan, y hace dos años se convirtieron en patrocinadores de los premios madrileños Fugaz, para cortometrajes.

Está por verse si las metodologías ágiles son la respuesta a las problemáticas internas de las agencias de publicidad. Pero si algo podemos asegurar, es que nos encontramos en un mundo donde priman las relaciones sociales y el valor de las personas y para acompañar esta nueva concepción se requieren cambios transversales, profundos, trabajosos y demandantes, y aún así necesario para poder adecuarse al mercado actual y la exigencias de los clientes.

También te puede interesar:

Trabajo Remoto: ¿qué tomar en cuenta?

Tip para aumentar la productividad diaria

Cómo escoger un sistema de gestión para su empresa

Cómo llevar el control de las horas trabajadas en el equipo

 

Últimas Entradas

Dejar un comentario

2 × 4 =