Aplicando Design Sprint en COR

By
 En General

La respuesta ágil a los desafíos que se presentan en una startup es una parte fundamental en su crecimiento. Es por eso que desde el equipo de Producto y UX de COR estamos constantemente investigando y aplicando metodologías para sumar a nuestro día a día de trabajo. 

Durante los últimos meses implementamos en nuestros procesos Design Sprint, una  metodología desarrollada por Google Ventures, que comenzó a ser utilizada durante el 2010. Combinando estrategias de negocio, User Research, Design Thinking, entre otras, permite definir un problema y validar ideas para encontrar soluciones en sólo 5 días. 

Esta metodología puede ser utilizada de diversas formas según los objetivos buscados, por supuesto; aquí les contaremos cómo la aplicamos en COR.

Pasos previos para implementar Design Sprint

Semanas previas a la implementación de dicha metodología, ideamos el plan de acción, preparamos los materiales y definimos el equipo que formará parte. Este último punto es crucial para que el Design Sprint de sus frutos: las personas involucradas en este proceso deben tener toda su concentración y esfuerzos puestos en las tareas del sprint.

Como segundo paso coordinamos el espacio en donde se trabajará; es fundamental que el espacio de trabajo brinde una atmósfera de distensión y permita un canal de comunicación fluido entre sus participantes. Este espacio será el receptáculo de toda la información que salga de la puesta en común; debe ser un ambiente que permita que la creatividad y la iniciativa se pongan en práctica. 

En el proceso se involucran a personas de distintas áreas de la empresa. Intentamos que siempre haya un referente de cada área para tener visiones diferentes acerca del producto y de la problemática que decidimos abordar. 

Previo a comenzar, es fundamental explicarle a cada uno de los participantes en qué consiste la metodología, cuál es el objetivo de la misma y qué rol cumplirá el facilitador.

Cada día del Design Sprint presenta distintos desafíos y objetivos. A continuación describiremos brevemente cómo abordamos cada uno de ellos:

Lunes de trazar objetivos

El día que comienza el sprint se setean los objetivos. Se enmarcan los problemas y se define cuál es el que se tratará en la semana. Es importante que cada participante comparta todo lo que sabe acerca de él para que se parta desde la misma base de conocimiento. 

Luego enmarcamos el alcance de la solución que se va desarrollar, para mantener al equipo enfocado. Además este día se pauta una consigna a modo de tarea para el hogar: hacer un relevamiento que nos ayude a encontrar soluciones posibles.

Martes de buscar soluciones

El segundo día consiste en buscar soluciones al problema definido el día anterior. En esta etapa pensamos individualmente de manera divergente. Comenzamos a bajar las ideas en bocetos que deben ser autoexplicativos, de esta forma nos aseguramos que lo que pensamos es lo mismo que está entendiendo el resto del equipo. Se comparten las ideas, potenciándose unas con otras. 

Miércoles de definir flujos

Este gran caudal de ideas generadas el día anterior es fundamental. Es a partir de allí que se define qué ideas resultan más útiles para cumplir los objetivos a largo plazo. 

Se elaboran prototipos con el flujo de la solución y se selecciona lo mejor de cada uno mediante una votación. A partir de ella se define el paso a paso a realizar. En el caso de que hayan emergido dudas entre 2 posibles soluciones, se desarrollan ambas para que sean testeadas. 

Jueves de crear prototipos

En este cuarto día se realizan los prototipos que serán testeados en las pruebas de usabilidad. El prototipo debe estar listo en un día, por lo que nos aseguramos de que tenga solo lo necesario para validar o refutar las ideas; a modo de hipótesis. En esta etapa se divide el trabajo, para lograr el diseño en alta fidelidad del prototipo y elaborar el guión que utilizaremos en las pruebas del día siguiente. 

Viernes de pruebas de usabilidad

Finalmente el viernes, realizamos las pruebas de usabilidad con clientes de COR. En algunos casos extendemos las pruebas algunos días más para obtener más feedback. En ellas descubrimos las fortalezas y debilidades del prototipo y cómo los usuarios se sienten cuando lo utilizan. A partir de éstas, iteramos para enfocarnos en la solución que entregaremos.  

De cada Design Sprint realizado obtenemos ideas y resultados sorprendentes. La visión de cada uno de los participantes aporta una gran diversidad de formas de pensar, que enriquecen las soluciones que finalmente llegan a nuestros clientes.Además, se fomenta el trabajo colaborativo y la comunicación entre las distintas áreas de la empresa.

También te puede interesar:

Trabajo Remoto: ¿qué tomar en cuenta?

Metodología Agil en Agencias de Marketing

Cómo escoger un sistema de gestión para su empresa

Cómo llevar el control de las horas trabajadas en el equipo

Últimas Entradas

Dejar un comentario

diecisiete − cuatro =